sábado, marzo 11, 2006

.

Aquí estoy tratando de escribir poesía. Reúno todas las pequeñas cosas que conforman mi musa y comienzo a imaginarme una situación en particular, pero no me resulta... es que estoy así media seca de adentro... me pasa cuando salgo obligada de una crisis, cuando me obligo a no seguir tirada en la cama hasta que pase la pena, cuando decido que debo salir por el bien de la que duerme a mi lado.

Y siento que no me hace bien eso. Siento que al bloquear mi angustia, mi pena, mi llanto, también bloqueo otras cosas "no dañinas", como el deseo, la creatividad... incluso la felicidad. Y eso no me gusta para nada... tampoco me gusta que mi pareja esté desesperada por hacerme feliz cuando estoy con la mierda hasta el cuello, llorando de amargura y desencanto.

Al contrario de otras personas, la negación, el mantenerme ocupada en otras cosas no me lleva a algún lado, por que sé que más tarde que temprano, esas crisis superadas a la fuerza estallaran en mi cara y en la de tod@s aquell@s que están cerca de mí.