jueves, abril 06, 2006

Imagen

Tu piel aparece como por arte de magia frente a mi y yo, absurda como soy, solo observo desde mi incomodo sentir. Tus ojos me encuentran y huyen discretos, mientras los míos insistentes, descansan en las líneas perfectas de tu vientre.