jueves, marzo 15, 2007

Sueño

Me encantaría dormir a una cama que no es necesariamente más cómoda que la mía, pero que está a varios kilómetros de distancia, que abraza con sus mantas viejas y pesadas junto al sonido del mar...

… por ahora sólo me queda soñar con acostarme a mirar las estrellas de abril en la arena fría.